Los Mossos d’Esquadra han desarticulado a finales de este mes de noviembre un grupo criminal especializado en plantaciones de marihuana a gran escala. La investigación empezó el mes de septiembre cuando se supo que dos casas de una urbanización de la capital del Maresme podrían tener plantaciones. El juzgado autorizó una entrada y registro en los domicilios. Los delitos por los cuales han sido investigados son pertenencia a grupo criminal, defraudación de fluido eléctrico y contra la salud publica en la vertiente del tráfico.

Encuentran 4.200 plantas de marihuana en dos casas y 900 euros en metálico. En total el grupo criminal estaba compuesto de cinco personas, 3 hombres y 2 mujeres. Los hombres de 44, 36 y 23 años tienen de nacionalidad española, polaca y gambiana respectivamente. Las dos mujeres de 42 y 32 años tienen la nacionalidad española.
El valor al mercado ilícito de la sustancia intervenida se aproximaría a los 100.000 euros y el valor defraudado a la compañía eléctrica de cada uno de los domicilios sería de 30.000 euros.
Dos de los detenidos quedaron en libertad a la espera que el juzgado los cite a declarar, el resto pasó a disposición judicial el sábado 1 de diciembre y el juzgado decretó libertad con cargos.

@Radio la voz cerdanyola 2017